¿Cómo crear una imagen sin hacer nada?

 

Durante  187 días llevo  repitiendo la misma actividad. Tratando de estar muy atento a mis pensamientos y sus fluctuaciones.

Al comenzar a meditar coloco en el celular el cronometro, cuando termino la acción física  también paro el cronometro y luego tomo un pantallazo del tiempo de la acción y de toda la información que aparece en la pantalla.

Me siento completamente en ayunas, primero me doy la bendición y siempre rezo tres veces el padre nuestro, mientras repito la oración paso mentalmente por cada uno de los siete chakras de arriba hacia abajo.

Proceso creativo:

Después de esto realizo una oración que yo me invente:

Padre todopoderoso  y eterno, creador del cielo y de la tierra.

Madre divina, imperecedera guía, protectora, proveedora y administradora. Muchas, muchas gracias por el día de hoy. Consciente mente evocamos a tú antiguo conocimiento, para que te manifiestes con tu santo coro de ángeles guardianes y desciendan desde el cielo tu bendición del amor, respeto y plena comprensión de lo que yo soy.

Después de esto empiezo a realizar una técnica de respiración y meditación.

Casi siempre estoy sentado en el mismo lugar, al no ser que este en algún viaje. Me gusta tener aceite de ajonjolí prensado en frió y una vela blanca, siempre que prendo la vela pienso en el mantra

om kriya babaji nama aum.

Es muy difícil de explicar, pero  llevo practicando esto hace alrededor  de tres años y la verdad no sé cómo lo he hecho. No he sido disciplinado con  nada de esta manera. Solamente es algo que me fluye hacer. Me gusta mucho. Siempre me aburro rápido de las cosas, en este cuento encontré que siempre me exige más, no me cansa  es una fuente inagotable de autoconocimiento y conexión con la naturaleza de las cosas.  Va en contravía de todos los paradigmas, tabús y de  los tiempos de todas las lógicas económicas y sociales de lo que conozco del mundo.

Me gusta porque siempre voy a mil y sentarme a no hacer nada, me ayuda a estar tranquilo, también es un espacio que tengo conmigo en el que me  permito observar hacia dentro, todos  los patrones de mi pensamiento, mis hábitos, las emociones, mi cuerpo, la respiración.

Como artista me encanta la idea de pensar y construir una imagen o muchas imágenes a partir de no hacer nada.  

Para la mente no hacer nada es complejo.

Para un buen observador  no hacer nada es un momento de gran inspiración y de  mucha paz. 

Los cambios en la imagen de todos los tiempos están muy asociados a mi estados de ánimo, a la dieta que tenga en esos días, tiempo de sueño, cantidad de agua que esté tomando, cantidad de ejercicio.

En muchas ocasiones la práctica de meditación ha sido como un diario vivo  de mi proceso de  vida, mantener este hábito me ha fortalecido, me ha levantado,  en grandes crisis de emociones, problemas económicos, familiares, personales, profesionales,estrés, depresión, ansiedad  y  ha sido increíblemente  satisfactorio encontrar siempre calor ahí en mi, en mi  hogar.

 

 

 

 

 

¿Qué tiene que ver todo este carretazo con el arte?

Camilo: Pues que yo he encontrado que la meditación es una herramienta creativa muy poderosa. En especial para entenderse a uno mismo y para reinventarse a pesar de que a veces no sea fácil desaprender.

 

continuará…..