Sin duda la naturaleza es una poderosa e incesante  fuente de conocimiento e inspiración.

Hay algo especial en los árboles. 

¡Jamás critican a nadie!

Sarita, mi hija mayor  una vez me pregunto  si las tortugas tenían televisor en su casita.